Estructura de un Sitio Web ¿Cómo realizarla?

Estructura de paginas web

Tabla de contenidos

La estructura de un sitio web comprende la forma en la que se relacionan las páginas que la integran, así como la experiencia del usuario mientras navega por la misma.

Esto es algo más que la distribución de los elementos que has visto en algunas páginas web, es decir, no es la apariencia o simplemente el menú de navegación que puedes visualizar al momento de ingresar.

La estructura de tu página web es algo más interno pero que puede ser fácil de manejar por un profesional de diseño web o el encargado de gestionarla.

Seguro ya sientes algo de curiosidad… así que te invito a conocer algo más sobre este tema en el siguiente post.

¿Qué es la estructura web?

Los elementos de una página web están dispuestos de tal forma que puedes visualizarlos en textos, imágenes, videos, entre otros y siempre se trata de colocarlos de tal manera que puedas entenderlos y darles uso. Esa manera de colocar estos elementos se denomina “estructura de la página”.

Estructura de paginas web

¿Cuáles son las partes de una página web?

Las partes de tu página web cumplen una serie de funciones muy importantes para que el usuario pueda navegar a través de ella, tal vez no las conozcas por su nombre:

  • Cabecera o “header”, generalmente está ubicada en la parte superior de la página.
  • Logo: Es la marca o título con la que identificas tu página.
  • Menú: Esta sección de tu página web puedes encontrarlo también al pie de la misma.
  • Cuerpo de la Página o “body”: Es donde introduces los contenidos principales.
  • Pie de página o “footer”: en esta sección se ubican los créditos, copyright, cierre.

Estructura de una página web

La estructura de tu página web es la manera en la cual está organizado su enlazado interno, es dinámica y puedes cambiarla cada vez que lo deseas.

Mientras más diferente la estructura de tu página web, más se distinguirá de la competencia.

Es importante ser creativo en este punto, pero no te precipites, existen algunos límites porque cuanto más cambies el orden de los elementos puede ser más compleja de navegar y comprender.

Tipos de estructura de un Sitio Web

Existen dos enfoques para tipificar la estructura de un sitio web, a continuación te explicamos:

  • Estructura de un sitio web Lineal: Es una de las más simples, es como si pasaras las páginas de un libro pero sin la opción de elegir a qué páginas ir: solamente se puede ir desde una página a la siguiente o a la anterior. Es útil si lo que deseamos es que el usuario siga un recorrido dirigido al lugar que queremos; sin embargo, la sensación de obligación es evidente pues no hay posibilidad de acceder a otras páginas a menos que se siga esta ruta.
  • Estructura de un sitio web Jerárquica o de Árbol: Estructura en la que hay una página de inicio o principal desde la que se accede a un conjunto de páginas, generalmente a través de un menú de navegación. Desde ese conjunto de páginas se puede acceder a otras y así sucesivamente.  Pese a ser la más común, es también poco aconsejable porque no hay total conexión entre páginas y por tanto la experiencia del usuario sigue siendo deficiente desde el punto de vista de la usabilidad y desde el punto de vista del rastreo de páginas que realiza Google.
  • Estructura de un sitio web Lineal con Jerarquía o Mixta: Estructura mixta que saca provecho de las ventajas de las dos estructuras anteriores. Las páginas y subpáginas se organizan de forma jerárquica pero también es posible navegar de forma lineal y transversal. Esta es la estructura de un sitio web bien hecho, la más óptima, para casi todos los casos, puesto que todas las páginas están “conectadas” entre sí y de este modo Google es capaz de rastrearlas antes y la experiencia del usuario mejora notablemente.
Estructura de un Sitio Web

Estructura web según el tipo de negocio:

  • Web Corporativa: Suele ser el canal para transmitir información interna en una empresa. Por este motivo, suelen contar con pocas páginas y no importa tanto el posicionamiento, asimismo, su estructura web suele estar formada por secciones predefinidas: Home; servicios; quienes somos, contacto…
  • E-commerce: Formulada para promover las ventas se diseña de tal manera que pueda facilitar la búsqueda de productos o servicios. Se recomienda para su estructura que se utilice un estilo piramidal o de silo. En este caso, la página principal enlaza a la página de cada categoría de producto y de ahí, a las páginas de contenido.
  • Web de servicios: Al igual que ocurre en las tiendas online, este tipo de sitio web busca la conversión. Sin embargo, no tiene por qué implicar una venta directa de un servicio. La conversión puede ser la petición de una cita, contactar a través del formulario, descargar un contenido y por lo que respecta a la estructura, lo ideal es que siga también una estructura piramidal o de silo.

Número de páginas en la estructura de un sitio web

No existe un número mínimo ni máximo para un sitio o página web. Puede tener una sola página o cientos. Ahora bien, por lo general, la estructura de un sitio web al uso ni tiene una sola página, ni tiene 100.

Estructura de un Sitio Web

Si se trata de un blog, el sitio bien puede tener una sola página, donde se exponen todas las entradas del mismo.

También puede ser una sola página cuando se trata de páginas de aterrizaje (páginas únicas diseñadas con el único fin de captura de suscriptores o compras).

También mencionar la proliferación de un nuevo modelo de páginas web basados en una sola página dividida en secciones. Sin entrar en detalles técnicos, una estructura de un sitio web como ésta es desaconsejable si se quiere tratar de posicionar de forma natural ya que no hay páginas adicionales que ayuden a ello.

Para crear una buena estructura de un sitio web enfocado a un negocio online no debemos excedernos en el número de páginas.

Cuantas más páginas tengamos, más complicamos la vida al usuario, que llega al sitio con una expectativa: encontrar una solución, un precio, contactar con nosotros, resolver su problema, lo más rápido posible.

No es recomendable que la estructura de un sitio web conste de un número mayor de 10 o 12 páginas, incluyendo la página de inicio, la de contacto y el blog, que también debe formar parte de la estructura y de la web.

Niveles de estructura de un sitio web

Los niveles de estructura de un sitio web, por lo general puedes definirlos como la manera en la que colocas sus elementos según un orden de prioridad, por ejemplo, las cosas más importantes van primero y así sucesivamente hasta establecer un orden, esto es lo que se recomienda para organizar tu página web.

En caso de tener muchas páginas coloca las de menor importancia en un nivel inferior de jerarquía, tratando de no abusar de este recurso.

Los expertos recomiendan que utilices por lo menos dos o tres niveles de navegación como máximo, así el menú para navegar no queda muy extenso ni agobiará al usuario visualmente.

Pasos para estructura el sitio

Paso 1: Hacer el árbol de la estructura de un sitio web.

Para hacer la estructura de un sitio web, sin entrar todavía en detalles demasiado técnicos respecto al SEO, etc., primero debes identificar las páginas (lo que mucha gente llama pestañas) que quieres incluir en el menú de navegación. Mejor dicho, no sus páginas, sino los títulos de esas páginas, así como su jerarquía y orden.

Paso 2: Hacer estructura de un sitio web amigable para SEO.

Al crear las páginas de tu web, lo que estás creando son diferentes URLs o “direcciones” dentro de la misma, partiendo de un dominio común.  Cada nueva página creada tendrá su dirección (URL) única e irá detrás del dominio.

Paso 3: Enlaces internos para mejorar la estructura de un sitio web

Los enlaces internos son el colofón para hacer una estructura casi perfecta. La estructura de tu sitio web no lo podría ser sin ellos. Se trata de conectar todas las páginas entre sí de forma que mejore la navegabilidad y la experiencia del usuario, o sea, la usabilidad.

Partes de una página web

Según su contenido, tu página web está conformada por una serie de partes, tal vez conozcas algunas, sin embargo te las indicamos a continuación

Inicio o home:

También llamada página principal, es la más importante de todas. En esta parte de tu web se incluye la información más importante de tu empresa ya que es en la que tienes que proyectar tu marca y mostrar a qué te dedicas.

Además, de los elementos propios de la cabecera y el “footer”, en la página de inicio sueles encontrar: 

  • CTA o llamada a la acción: imprescindibles para lograr que tus visitas realicen la acción que tú sugieres: comprar/suscribirse…
  • Resumen de tus productos y servicios: generalmente se suele hacer mención a tus productos mediante una buena imagen o un eslogan, con el objetivo de que tus visitas en solo 3 segundos sepan a qué te dedicas. Sin entrar en mucho detalle, para eso tendrás tu propia página.
    Ofertas: si tienes una oferta importante y que quieres destacar, la página de inicio suele ser la parte de la web más adecuada para anunciarla.
  • Indicadores de éxito: número de clientes, número de empleados, países en los que operas, años de experiencia… Todo vale para mostrar que tú eres el mejor.
  • Testimonios o colaboraciones: Es muy habitual encontrar también en página principal algún testimonio, reseñas o simplemente los logos de las empresas para las que has trabajado.

La página de inicio está alojada siempre en el dominio principal, no en un directorio. Para que me entiendas, la página de inicio de tu web será tudominio.com y no tudominio.com/servicios.

Contacto

Estructura de paginas web

No siempre tienes una página web para vender online. De hecho, muchas empresas no lo hacen y simplemente deciden crear un sitio en Internet para mostrar ahí la información más importante de su negocio. Y, claro, la información de contacto lo es.

El teléfono, la dirección y los horarios son tres elementos básicos que deben estar sí o sí en todas las páginas de contacto y, como no, también en la cabecera y en el footer. Pero, además de ello es muy recomendable incluir los siguientes elementos:

  • Formulario de contacto: Darás a tus clientes la posibilidad de contactar contigo las 24 horas del día y esto transmite muy buena imagen. ¿Quieres crear el tuyo? En este post te explicamos cómo crear un formulario de contacto en WordPress. ¡Toma nota!
  • Dirección de correo profesional: Aunque cada vez es algo más habitual, tampoco es nada raro encontrarte con emails del tipo carpinteriafede@gmail.com. Así que, crea las direcciones de correo personalizadas con tu dominio y transmite que eres todo un profesional.

Productos y servicios

Cuando creas el contenido de una web, lo ideal es que la información más detallada de los productos que vendes o los servicios que ofreces la incluyas en una página específica.

En esta parte de la página web debes incluir todo lo relacionado con tus productos o servicios: ventajas de tus productos, principales características, a quién están dirigidos, el precio, gastos de envío…

Por supuesto, no te olvides de la importancia de una buena llamada a la acción en esta parte de tu web. Textos como «¡Lo quiero!», «Añadir a la cesta» o «Reserva ya» ayudarán a conducir a tus visitas hacia el objetivo final.

Blog

Cuando hablamos de distribución de contenido y partes de una página web, podemos decir que la página del blog es indiscutiblemente una de las más importantes de tu sitio.

Crear un blog puede hacer que tu negocio despegue de una vez por todos. Es indispensable para tu estrategia de contenidos y una pieza clave si quieres mejorar tu posicionamiento orgánico en Google y ganar visitas a tu sitio web.

Los elementos web más comunes que encontrarás en casi cualquier blog son:

  • Buscador: No todas las plantillas de una página web incluyen la función de buscador, pero las plantillas de blog casi todas lo tienen.
  • Formulario de suscripción: Incluir una caja de suscripción en un blog es una forma de generar leads de calidad. Aunque no sean clientes, ya tienes su cuenta de correo electrónico para enviarle el contenido que publicas y, poco a poco, puedes ir acercándolos al proceso de compra.
  • Categorías y etiquetas: Otro de los elementos que es recomendable incluir en esta parte de tu web es una sección con las categorías (e incluso las etiquetas más importantes) de los contenidos de tu blog.

Política de privacidad

Seguramente que es una de las páginas menos vistas de una web, pero es uno de los requisitos básicos proporcionar a tus usuarios toda la información relacionada con el procesamiento de los datos que se recopilan a través de tu sitio web. Esta parte de tu web no tiene que ir en el menú principal, pero la tienes que incluir sí o sí.